viajandoencarro

PROVINCIA DE MARQUEZ O EL CENTRO

Recibe su nombre en memoria a José Ignacio de Márquez, presidente de Colombia durante 1837 y 1841. Dentro de sus atractivos están los hermosos cultivos frutales, la Laguna La Calderona,  senderos ecológicos, la gastronomía donde se destacan las típicas arepas de maíz, sitios históricos, bici rutas y una variedad de manifestaciones culturales organizadas por los diferentes municipios.

Esta provincia, enclavada entre montañas y valles, ofrece un espectáculo visual que va más allá de las palabras. Paisajes que cambian con las estaciones, desde campos de cultivo dorados hasta bosques exuberantes, crean un telón de fondo impresionante para cualquier viajero ávido de experiencias auténticas.

Ventaquemada:

Hace parte de la Provincia del Centro, en el departamento de Boyacá. Se ha denominado la “Puerta de Oro” de Boyacá. En el territorio de Ventaquemada se encuentra el célebre Puente de Boyacá, donde tuvo lugar la Batalla de Boyacá el 7 de agosto de 1819, que selló de manera definitiva la independencia nacional. Y como si fuera poco, en tiempos precolombinos, también fue escenario de la Batalla del Arroyo de las Vueltas entre el Zipa Nemequene y el Zaque Quemuenchatocha.

Actualmente el municipio es reconocido por sus arepas boyacenses y posee el título de haber elaborado la arepa más grande del mundo.

En el sitio hoy ocupado por el municipio había un centro de intercambio comercial conocido como “La Venta”, de propiedad del señor Albarracín. Este lugar era paso obligado en el camino entre la provincia de Tunja y Santafé de Bogotá. Por rivalidades y venganzas con algunos vecinos, La Venta de Albarracín fue quemada y reducida a cenizas, lo que dio origen al nombre de Ventaquemada.

Su parroquia es la de San Antonio de Padua, también se le dice que ventaquemada era antes Padua por su patrono.

Turmeque

Se dice que Turmequé -cuyo significado en lengua muisca es padre fuerte, vigoroso- es uno de los municipios más antiguos del país y fue uno de los centros de comercio más importantes de la región antes de la llegada de Gonzalo Jiménez de Quesada.

Este municipio también recibe el nombre de valle de las trompetas, porque en la conquista los españoles utilizaron cuatro de estos instrumentos para atemorizar a los indígenas.

Pero, sin duda, lo más reconocido de ésta población es ser la cuna del que podría ser considerado el deporte nacional y uno de los juegos más tradicionales practicados en gran parte del país: el tejo o turmequé; una actividad que dicen los entendidos era de gran popularidad entre los indígenas asentados en esta región, consistente en lanzar un disco de metal hacia un objetivo. Hoy en día, ese objetivo es una armazón de barro con pabilos de pólvora.

Cuando el visitante llega a la plaza central de Turmequé podrá conocer uno de los tesoros emblemáticos de la nación: la famosa Iglesia Sixtina, llamada así por los numerosos murales e imágenes religiosas que hay en su interior datados entre 1590 y 1615; desafortunadamente no la pudimos ver ya que estaba cerrada y parece ser que el padre no estaba, también podrá ver el monumento en honor al tejo, el Coliseo de Tejo.

Continuamos en ruta eso si por ripio pero en muy buen estado, dimos un vistaso a nuevo colon un pueblito pequeño y estaba todo en obra asea que salimos corriendo

Las carreteras de esta zona son un viaje visual a través de paisajes cautivadores. Rodeadas por colinas ondulantes y montañas cubiertas de vegetación exuberante, estas carreteras ofrecen vistas panorámicas que inspiran admiración en cada curva. Los campos verdes se extienden hasta donde alcanza la vista, creando un telón de fondo impresionante que cambia con las estaciones.

Tibana

El lema del municipio es «Tierra de paz, amor y amistad».  La Plaza Principal, corazón del pueblo, es un testimonio vivo de su herencia colonial, con la iglesia La catedral de San Laureano: está catalogada como uno de los más antiguos y representativos legados arquitectónicos de la Nueva Granada. El templo, de estilo barroco, fue erigido en 1638 y terminado a comienzos de la era neogranadina. Obra del arquitecto español Francisco Reyes de Castillo, tiene una torre, tres naves. Por su majestuosidad (su construcción en piedra tallada) y tamaño, puede considerarse como uno de los iconos de la arquitectura religiosa, muy poco conocidos pero a la vez más representativos del legado europeo en la historia de la Nueva Granada. Es una de las catedrales católicas más grandes de Colombia. Las fachadas coloridas que cuentan historias centenarias. Al caminar por sus adoquines, se siente la conexión con el pasado y la autenticidad que caracteriza a esta joya boyacense.

 

Jenesano

Piranguatá, así se llama Jenesano antes de que el sacerdote Andrés María Gallo, en 1830, cambiara aquel nombre porque le encontró similitud con el paisaje natural de la localidad italiana de Genazzano di Roma. El municipio está ubicado en un llano al pie de una escarpada colina y, en 1999, la Corporación de Turismo de Boyacá lo declaró el pueblo más lindo de Boyacá. Y no era para menos; la amabilidad de la gente, el clima, el paisaje que lo rodea, la cultura, el aspecto colonial, entre otras cualidades que aún conserva, fueron méritos suficientes para haberse ganado esa distinción y continuar siendo destino obligado de las maravillas boyacenses imperdibles.

Entre los lugares turísticos que Jenesano tiene para visitar están la arquitectura colonial de la plaza principal, la iglesia del buen consejo Iglesia parroquial de Arquitectura moderna y de tres naves en el centro en el altar mayor se encuentra un bello cuadro al óleo de Nuestra Señora del Buen Consejo traído de Italia y cuya leyenda contiene “Verdadero retrato de la Milagrosa aparecida en la iglesia del Convento de San Agustín de Jenesano de la Diócesis de Prenestina”.

El municipio de Jenesano es, además, cuna de reconocidos empresarios a nivel nacional, pues esta tierra, llena de gente honesta y trabajadora, vio nacer a Luz Mery Guerrero y Jesús Guerrero Hernández, fundadores y propietarios de Servientrega, una de las empresas colombianas más importantes, en lo relacionado con el envío de carga y correspondencia dentro y fuera del país.

Boyaca

El nombre de Boyacá proviene del muysc cubun (idioma muisca). Boica significa “cercado del cacique” o “región de mantas”. Boy significa “manta” y ca, “cercado, fortaleza o mansión del Soberano”.

Visitamos a la Parroquia de Los Santos Felipe y Martín. Esta hermosa iglesia cuenta con una arquitectura imponente y majestuosa. Es reconocida por su belleza y detalles, especialmente los vitrales, auténticas obras de arte religioso. Los alrededores de la plaza en la que se encuentra la iglesia son igualmente encantadores y tranquilos, brindando un ambiente de paz y serenidad.

Ramiriqui

El municipio de Ramiriquí es la capital de la provincia de Márquez en el Centro del Departamento de Boyacá, ubicada a unos 45 minutos al oriente de Tunja. El nombre es de origen Indigena. Ramiriquí es adulteración de Rumiraqui, que significa ¨Tierra Blanca¨. Otras versiones indican que se le otorgó el nombre de Ramiriquí en honor al cacique de Gacha y señor de Baganique, cuyo nombres era Ramirique.

Es la cuna del primer presidente civilista de Colombia, José Ignacio de Márquez en su honor se llama su  Parque Principal, allí hay un monumento en honor a Juan Mauricio Soler Hernández  es un exciclista profesional colombian

La parroquia de Nuestra Señora de Chiquinquira: Antiguamente era una capillita hecha en bahareque y paja, luego se hizo un templo más amplio el cual tenía las paredes de un metro de ancho construidas en calicanto. En el año 1938, en pleno día de mercado hubo un terremoto el cual provocó el colapso de la iglesia, luego de lo cual se hizo necesario una nueva construcción del templo compuesto por tres calles, y cuatro cuerpos, dos calles laterales que corresponden a las torres. En la parte superior de la nave central se encuentra la estatua de Cristo redentor .

Cienega

Nuestro viaje a Ciénega, Boyacá, fue una experiencia encantadora que nos permitió sumergirnos en la riqueza cultural e histórica de esta región.  Desde el momento en que llegamos, quedamos impresionado por la belleza natural de sus alrededores y la hospitalidad de sus habitantes.

El centro histórico de Ciénega, donde nos encontramos con calles empedradas y coloridas casas coloniales que contaban historias de tiempos pasados. La iglesia principal, con su imponente arquitectura, se destacaba como un testigo silencioso de la historia del lugar. La basílica menor Inmaculada concepción.  Es una de las iglesia más hermosas que se encuentran en el departamento, está conformada por un frontón principal y dos torres laterales las cuales terminan en pináculos más pequeños, el frontón principal está adornado con un rosetón y sobre este el santo patrono del municipio, en la torre lateral derecha se resalta su reloj de igual valor arquitectónico y cultural. Esta iglesia tiene una mezcla entre arquitectura religiosa y arquitectura colonial, pero la gran riqueza arquitectónica de esta basílica menor es sin duda alguna su decoración en el techo el cual está conformado por una serie de arcos de medio punto los cuales salen de una columna compuestas y se entrelazan uno con otros ando la sensación de que nacen en una columna y terminan en la otra; La pintura que adorna esta basílica da una sensación de estar en el cielo rodeado de ángeles.

Laguna Calderona: Es la fuente hídrica más importante de la Provincia de Márquez, que representa el símbolo natural para los cieneganos. Sobre esta laguna se conserva la mayor parte de la tradición oral sobre el municipio, además de que fue un sitio sagrado para los indígenas muiscas de esta región del departamento.

Nuestro viaje a Ciénega, Boyacá, fue una experiencia enriquecedora.  Cada rincón que exploramos nos dejó con recuerdos inolvidables y un profundo aprecio por la belleza de esta joya escondida en Colombia.

Post Views: 0
×
×

Carrito