viajandoencarro

PROVINCIA DE RICAUTE Y DE LOS DINOSAURIOS

El nombre de esta provincia es en homenaje al héroe de San Mateo, Antonio Ricaurte, quien era oriundo de Villa de Leyva.  La provincia de Ricaurte está dividida en la zona Alta y la Baja.

VILLA DE LEIVA

Villa de Leyva, un tesoro colonial en el corazón de Colombia, es una joya que te transporta en el tiempo con sus calles adoquinadas y arquitectura bien conservada. Este blog relatará nuestra  experiencia en este encantador pueblo, explorando sus calles pintorescas, sumergiéndonos en su rica historia y disfrutando de la autenticidad que caracteriza a esta joya colombiana.

Nuestro viaje comenzó con la llegada a esta pequeña localidad, donde la primera impresión fue la magnitud de la Plaza Mayor, una de las más grandes de América Latina. Rodeada por edificios coloniales, la plaza es un testimonio vivo de la arquitectura de la época. Nos  dejamos perder por sus calles empedradas, maravillándonos  con cada esquina que revelaba detalles arquitectónicos sorprendentes.

Villa de Leyva es un museo al aire libre con su abundancia de sitios históricos. La Casa de Nariño, donde nació el primer presidente de Colombia, Antonio Nariño, es una visita obligada. Las iglesias centenarias como la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario ofrecen una visión de la influencia religiosa en la región. Cada edificio cuenta su propia historia, y explorarlos es como viajar en una máquina del tiempo.

A su vez han guardado durante miles de años una riqueza geológica y paleontológica que aún se conserva. Presenciar la belleza paisajística de Villa de Leyva, matizada de ocres y verdes, es avivar los sentidos y sucumbir al encanto que otrora presenciaron conquistadores y virreyes. No en vano es considerado uno de los municipios más hermosos de Colombia. De ahí, que algunos de los lugares que el turista no puede dejar de visitar cuando pisa esta tierra sean: La plaza principal, el Templo Parroquial de Nuestra Señora del Rosario (construida en 1604), la Casa de don Juan de Castellanos, la Casa del Primer Congreso de Colombia, las casas museo de Antonio Ricaurte y Antonio Nariño, el Museo de Arte Religioso del Carmen (con más de 400 piezas entre esculturas y pinturas), el Museo Paleontológico (perteneciente a la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia), Museo El Fósil (donde se halla el kronosaurus Boyacensis Hampe), entre otros.

Los alrededores de Villa de Leyva ofrecen una experiencia natural y aventurera que nos deleito a nosotros A pocos kilómetros de Villa de Leyva, los Pozos Azules ofrecen una experiencia refrescante y pintoresca.  Casa Terracota: Esta casa está hecha completamente de barro, siguiendo el estilo tradicional indígena. De hecho, esta era una casa privada, sin embargo, el arquitecto y propietario decidió convertirla en una atracción turística ya que siempre llegaba mucha gente a verla. Es una estructura de aspecto fascinante que combina arte, arquitectura y sostenibilidad.

El convento del Santo Ecce Homo en Colombia es un convento dominico del siglo xvii situado en el municipio de Sutamarchán del departamento de Boyacá a 8 kilómetros de Villa de Leyva.  Alli nos pegamos una perdida ya que el GPS nos dirigió por una ruta que nos embromo por un parte horas pero por ello pudimos ver paisajes lindos y muchos de diferentes sembrados.

Observatorio astronómico Muisca del Infiernito: era un lugar sagrado que ataba el sol y las estrellas a la cotidianidad de los Muiscas: sembrar, labrar, orar dependía de la información que el cielo prometía, todo estaba relacionado con el cosmos, conexión entre el cielo y la tierra. Es un conjunto precolombino de 30 grandes columnas de piedra de forma fálica y más de un centenar de columnas más pequeñas ordenadas en dos filas de oriente a occidente, situadas a unos 5 km . Alli fuimos a horas de almuerzo y estaba cerrado pero el celador nos dejo pasar ya que allí hay muy buena cartelería que definen muy bien el lugar.  Ya a la salida pagamos $ 10.000 por cada uno y encontramos a un señor que nos terminó de ilustrar todo allí presente.

Gondava (el gran valle de los dinosaurios) es un parque temático Es el primero en su género en el país y en él se exhiben réplicas de tamaño real de animales extintos, en su mayor parte dinosaurios.

Nuestro viaje a Villa de Leyva fue mucho más que un simple recorrido turístico; fue una experiencia inolvidable que mezcló la riqueza histórica con la serenidad del entorno, dejándonos con recuerdos imperecederos y el deseo de regresar para seguir explorando sus maravillas.

Allí nos quedamos inicialmente en El Molino del Balcón era uno de los seis molinos movidos por la misma agua que provenía del Molino de la Mesopotamia. Actualmente es el único que conserva en funcionamiento el canal de agua utilizado para mover las piedras del molino. En la actualidad funciona como zona de camping.  Luego nos dirigimos a un Arbanb a  las  afuera de Villa de Leiva para adelantar nuestra vida digital y tener cede para recorrer los diferente municipios de esta provincia.

Sutamarchan

Su nombre corresponde a la composición indígena española formada por “Suta” que en lengua chibcha quiere decir Soberano y “Merchán” en alusión a su Encomendero Español Pedro de Merchán quien a su muerte legó sus predios a los indígenas de este municipio.

En Sutamarchán se dio inicio a la devoción al lienzo de nuestra señora del Rosario de Chiquinquirá: El conquistador y encomendero de Suta Antonio de Santana tenía deseos de colocar en un oratorio de su casa un cuadro de Nuestra Señora del Rosario. Expresó estos anhelos al lego Dominicano Fray Andrés Jadraque.  El lego se trasladó a Tunja y contrató la figura del cuadro con el artista Alonso de Narváez. El pintor trazó en la mitad de una tela de algodón, de hechura indígena, con colores de tierra de los barrancos de Tunja y con zumos de hierbas, la imagen de la Virgen con un niño en los brazos. A los lados de la imagen quedaron espacios suficientes como para otros Santos. Narváez dibujó las imágenes de San Antonio y San Andrés, por los nombres del encomendero que sería propietario del lienzo y del Religioso que se había interesado en su hechura.

Una vez concluida la obra pictórica, fue llevada a los Aposentos de Suta donde vivía Santana. Los habitantes de la casa tributaban todos los días homenaje místico al retablo. Con el pasar de los años el cuadro se deterioró mucho hasta el punto que las figuras de los santos se borraron en su totalidad. El lienzo fue quitado del lugar destinado para la veneración y se dedicaron a secar en él al sol trigo, cebada, maíz, etc. Más tarde se trasladó a la casa que tenía Antonio de Santana en el sitio llamado Chiquinquirá, y allí se verificó el 26 de diciembre de 1586 la renovación milagrosa del cuadro.

Sutamarchán se nos reveló como un destino que va más allá de sus deliciosas longanizas; es un lugar que cautiva con su autenticidad, su cultura arraigada y su belleza natural y por la historia allí relatada.  Conocimos la parroquia de Nuestra Señora de la Salud de Sutamarchan donde allí está el cuadro original del cristo del santo Eccehomo.

Tinjaca:

Tinjacá, antes denominada «Tunjacá» y en idioma chibcha Juin-cha-ca, que significa «mansión para el príncipe chibcha» Es un pueblo anterior a la conquista de Colombia que en calidad de tribu fue gobernado por un cacique.

Esta localidad se destaca por  los variados trabajos creados  en tagua, por los artistas de este material, entre los que se destacan juguetes, tableros de ajedrez, figuras decorativas y efigies religiosas; también está el parque principal, rodeado de calles adoquinadas, la parroquia de San Blas, las Piedras de San Pedro y diversas construcciones coloniales adecuadas como estancia para visitantes.

Alli solo pasamos de paso conociendo su parque principal.

Raquira:

Raquira se reveló como un destino que despierta nuestros sentidos y nutre el alma. Su mezcla única de cultura, artesanía y paisajes pintorescos lo convierte en un lugar imperdible para aquellos que buscan una experiencia auténtica y enriquecedora en sus viajes. ¡Raquira, un lienzo de colores y tradiciones que perdurará en nuestros  recuerdos!

Desde el momento en que pusimos un pie en Raquira, quedamos cautivados por sus calles adoquinadas, adornadas con fachadas coloridas que dan vida al pueblo. La Plaza Principal, en el corazón de Raquira, rodeados de esculturas elaboradas en arcilla y cerámica , es un festín visual con sus tiendas de artesanías que exhiben piezas únicas y representativas de la creatividad local. Su templo parroquial, Tiene el privilegio de llamarse “IGLESIA CATEDRAL” desde el año 1690, cuando Mons. Fray Ignacio de Urbina Arzobispo de Bogotá la declaro por decreto como tal. Y su titulo es la Parroquia del Perpetuo socorro.

Una visita a Ráquira no está completa si no se recorren lugares emblemáticos y tradicionales como el Monasterio y desierto de la Candelaria, declarado monumento nacional y bien de interés cultural de carácter nacional;  Fundado el 12 de agosto de 1604 por el padre Mateo Delgado. La construcción antigua se llevó entre 1604 y 1611, las instalaciones cuentan con una capilla dedicada a Nuestra Señora de La candelaria, museo de antigüedades, galería de arte religioso en torno a la vida de San Agustín, así como una gruta modelo de las que habitaban los ermitaños que moraban en el desierto. La arquitectura de las instalaciones es netamente colonial y está compuesto por dos patios internos (el del fundador y el de los restauradores).  Es imperdible la visita a este monasterio.

Ráquira, que en lengua muisca significa ciudad de las ollas, se ha caracterizado por exhibir gran diversidad de expresiones artesanales presentes a lo largo de toda su historia. Hamacas, sacos, canastos, vestidos, ollas, platos, vasos, juguetes y demás objetos típicos, se cuentan entre las manualidades que ostenta la cultura raquireña.

Otros imperdibles en Raquira : Aquí encontrarás la mano del artesano y la alcancía más grande de Colombia. Su entrada es de 10.000 pesos un recorrido por varias esculturas en barro con mucha gracia y colorido.

La otra actividad que hicimos ver la Olla Muisca más grande del mundo y pronto la Cucharita mas grande, conocimos a su creador un arquitecto de Ráquira que nos mostró el sitio que próximamente se pondrá como uno de los sitios más importante en Ráquira.  Y es cuna de Jorge Luis Velosa Ruiz es un cantautor colombiano de ascendencia paterna portuguesa que adquirió reconocimiento por ser el co-iniciador del género musical conocido como carranga.

Salimos de este lugar encantador a devolvernos a Villa de Leiva y seguir conociendo a:

Santa Sofia

El poblado fue fundado el 10 de enero de 1810 con el nombre de Guatoque (quebrada de monte), nombre que llevó hasta 1906, cuando el presidente Rafael Reyes Prieto le cambió el nombre de la localidad por Santa Sofía en honor a su esposa Sofía Angulo. El cambio se originó con la excusa de la permanente confusión entre Guateque y Guatoca. El punto de encuentro del municipio es el Alto de Mazamorral, en donde se encuentra un obelisco por homenaje de la batalla allí librada durante la guerra de los mil días.

A Santa Sofía se le conoce como la “capital nacional de la curuba”, fruto cultivado desde épocas precolombinas, al que los campesinos sofileños le han sacado gran provecho

Su iglesia parroquial es Nuestra Señora de Lima ; Iglesia que cuenta con una arquitectura moderna con grandes arcos y detalles, incluyendo un oratorio al cual acude gran parte de la población de este municipio.

En el parque principal presenciamos la iglesia colonial de Carmen, de arquitectura colonial, esta iglesia data del año 1.771.

Estuvimos un gran rato, disfrutamos de buenos postres e intercambiamos charlas interesantes con los lugareños.

Togüi.

Esta localidad, ubicada en la provincia de Ricaurte, fue bautizada con el nombre del sitio donde se fundó la población. En etimología indígena Togüí significa “la casa del perro”. Según el historiador Joaquín Acosta Ortegón, autor del libro El Idioma Chibcha, el vocablo to-güi expresa “Río de la esposa”. El 25 de enero de 1819 se aprobó su elección en parroquia en decreto que lleva la firma del General Francisco de Paula Santander. Fundada en 1821, hizo parte de la Provincia de Vélez. En el año 1857 Togüí pasó a ser jurisdicción de Boyacá, libre de pertenecer a Vélez, pasó a pertenecer al Estado soberano de Boyacá.

La iglesia construida en el año 1952 tiene un estilo de arquitectura Neogótica, muy popular en Colombia a mitad de siglo. Esta construcción está basada en la Iglesia de Nuestra Señora de Lourdes en Bogotá. La iglesia de Togüí fue construida donde estaba erigida la antigua iglesia, que tenía un estilo mucho más sencillo.

 

 Terminamos estas rutas por la provincia de Ricaute: El asfalto serpentea a través de encantadores pueblos, donde las fachadas de colores vibrantes y la arquitectura colonial dan la bienvenida a los viajeros. Cada curva nos revela un nuevo horizonte y una nueva historia que contar, haciendo que el viaje por carretera sea tan emocionante como el destino mismo.

Post Views: 0
×
×

Carrito